Guvernul revizuiește legea avortului

(Articol în lb. spaniolă)

Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia del Gobierno, cumplió con su promesa de aprobar la nueva Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada antes del fin del 2013.

El Gobierno reforma la ley del aborto
Alberto Ruiz Gallardon – ministro de justicia

Con la nueva ley solo se podrá interrumpir voluntariamente el embarazo en dos supuestos: grave peligro para la salud física o psíquica de la mujer, hasta la semana 22, o en caso de violación, hasta la semana 12. La normativa suprime el supuesto que permite la interrupción del embarazo en caso de anomalía fetal grave.

Se regresa de esta forma a un sistema de supuestos como el que rigió España desde 1985 hasta 2010. Según las cifras oficiales, en España se han practicado más de 100.000 abortos en el último año.

FIN DEL ABORTO LIBRE
La mujer sólo podrá abortar si dos médicos le dan su visto bueno. O sea, si acreditan que el embarazo supone un peligro para su salud física o psicológica.

Así, el aborto desaparece como derecho y voluntad exclusiva de la mujer en las primeras 14 semanas y vuelve al Código Penal con dos excepciones: si el embarazo es producto de una violación o si supone un “grave peligro para la vida o la salud psíquica o física de la mujer”. Eso incluye anomalías fetales incompatibles con la vida, siempre que dañen psicológicamente a la gestante. Para los embarazos que sean fruto de una violación, el límite serán 12 semanas de gestación. Para el resto de los casos, 22.

INFORME DE DOS MÉDICOS
El texto establece que el daño físico o psicólogico para la madre se acredite en un informe motivado por dos médicos de la especialidad que afecte al problema de la madre (físico o psíquico) distintos al que vaya a practicar el aborto y que no trabajen en ese mismo centro.

La norma del ministro de Justicia elimina la ley de plazos, porque “no cabe contar sólo con la voluntad de una de las partes cuando se produce un conflicto entre dos derechos a proteger: el de la mujer y el del nasciturus, como ha indicado el Tribunal Constitucional”.

MÉDICOS PODRÁN OBJETAR
La nueva ley marca también que cualquier profesional podrá alegar objeción de conciencia. El Gobierno prohibirá también la publicidad de las clínicas de abortos.

“Por primera vez en la historia de España se libera a la mujer de sufrir cualquier reproche penal”, ha dicho el ministro. “La mujer nunca es culpable, siempre es víctima”, ha recalcado. Gallardón ha afirmado que ofrece nuevas garantías en forma de asesoramiento y que este no será un “mero trámite”. “Se busca un consentimiento informado”, ha dicho.

PERMISO PATERNO
Con la nueva norma las chicas de 16 y 17 años volverán a necesitar el permiso de sus padres o tutores para abortar.

“La vida del concebido y no nacido encarna un valor fundamental”, ha dicho el titular de Justicia. Y el Estado, ha apuntado, está obligado a defenderlo. “Anuncié que presentaríamos este proyecto y que lo haríamos de acuerdo con los criterios del discurso del PP con el grave conflicto del aborto”, ha dicho Gallardón.

“Después de un periodo de reflexión amplio, de consultar el derecho comparado y de los expertos que han querido acercarse”, ha dicho, “hemos aprobado este proyecto electoral que cumple un compromiso electoral y recupera el equilibrio constitucional ente los derechos del nasciturus y de la mujer”.

Así, la nueva ley suprime el aborto como un derecho de la mujer, tal y como recogía la Ley de Salud Sexual y Reproductiva de 2010 -”el derecho a una maternidad libremente decidida”, dice el texto aprobado por el ejecutivo de Zapatero-.

OPOSICIÓN
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, achacó la reforma de la Ley del Aborto impulsada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a los “intereses electorales” del PP.

El líder socialista aventuró que la reforma supone un recorte de derechos y, “lo que es peor, hay 100.000 personas que abortan cada año, y la preguntar ahora es ¿qué va a pasar con ellas?”.

A su juicio, lo que ocurrirá es que aquellas mujeres que se lo puedan pagar saldrán a otros países a abortar y “quien no pueda se vaya a los vericuetos administrativos a los que tenían que recurrir las mujeres hace 35 años”.

La Federación Estatal de Asociaciones Feministas ha convocado para este viernes movilizaciones en la práctica totalidad de capitales de provincia y localidades importantes de España, para protestar contra el anteproyecto de reforma de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que hoy se aprueba en Consejo de Ministros.

Otras entidades provida han felicitado al gobierno, aunque dicen que la ley se queda corta. Así Gador Joya de Derecho a Vivir, ha asegurado que el cambio de ley “es un paso que está encaminado también a conseguir en España la desaparición del aborto”. Asimismo, ha pedido que la norma vaya acompañada de un plan de apoyo a la maternidad.

LAS CIFRAS DEL ABORTO EN ESPAÑA
En España se han practicado en torno a 1,7 millones de interrupciones voluntarias del embarazo al amparo de la ley desde la despenalización del aborto en 1985, y, desde esa fecha, las cifras han ido aumentando, salvo en 2009, que descendieron en un 3,7 %.

Al principio de la entrada en vigor de la ley, en 1986 el número de abortos fue de 411 y en 1987, la cifra se elevó a 16.206.

El número de abortos fue creciendo hasta alcanzar en 2008 la cifra récord con 115.812, y bajó a 111.482 en 2009, un 3,7 % menos que el año anterior, debido, según afirmó entonces el Ministerio de Sanidad, a la liberalización de la píldora del día después.

Preluat din Protestante Digital

Comentarii

Lasă un răspuns